Sueño.... luego aprendo

Actualizado: 11 de mar de 2019

Pensaste en ser #músico? o en #tocar algún #instrumento solo para disfrutar con tus amigos? Lo creíste posible e invertiste tiempo y esfuerzo... pero a los pocos meses te diste cuenta de que no avanzabas, que no era exactamente lo que esperabas. Tu interés fue decayendo, la emoción se perdió. Ir a tu clase se convirtió primero en un esfuerzo, luego en una tortura, porque sacrificabas más de lo que estabas dispuesto a sacrificar.

Y mágicamente, de la nada, apareció una razón que te dió la excusa para dejar tu primer sueño.

Sí, así es en la mayoría de los casos. Algunos tenemos la habilidad incorporada de "congelar" ese sueño con la esperanza oculta de poder convertirlo en realidad en algún momento (vaya a saber cuando); otros directamente lo rechazamos, no confiamos en lograrlo, decidimos desecharlo pensando que simplemente nos equivocamos.

La pedagogía tradicional nos ha ayudado a sacar ese tipo de conclusiones dado que, en muchos casos, debemos adaptarnos a las estrategias de aprendizaje del profesor o profesora de turno (acaso no pasa en todos los campos de aprendizaje?). Debemos calzar exactamente en el formato exigido. Debemos cumplir con las expectativas de otros... los que saben, los que tienen el poder de la información.

Nunca se nos ha ocurrido que no somos una tabla rasa, que no estamos "vacíos" que cargamos la información "virgen", que somos un diamante en bruto!! Por lo tanto tenemos nuestras formas nativas, vivas y válidas. Pero claro, muy importante tomar en cuenta quien es el tallador de ese diamante.

Si pensabas que el tallador es el profesor/a estas equivocado. Los talladores somos nosotros, el profesor/profesora es guía, solo nos enseña a utilizar las herramientas correctas y más eficaces que ya tenemos disponibles y a nuestro alcance. Siempre podemos incorporar nuevas y mejores, pero que las tenemos... las tenemos.


Por lo tanto los responsables de convertir nuestro #sueño en #realidad somos solo nosotros mismos.

Qué hacer? Cómo asegurarnos de que estamos en el lugar correcto frente a la persona correcta que va a respetar nuestra esencia, nuestra forma, nuestro interés, a quien podemos entregar sin miedo nuestra confianza? Qué les parece?

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo